Autora invitada Dania Santana: Nosotros somos bilingües, of course!

This post is also available in: English

Photo by doble.d via photopin

 

Siempre he tenido amor por las palabras, la música, la cultura y creo que muchos estarán de acuerdo que el idioma es el lazo que une todas esas cosas. Es por esto que para mí es muy importante que mis hijos crezcan hablando español y experimentando la cultura dominicana, latina, hispana, bueno creo que ya captaron la idea.

Ser bilingüe te abre las puertas de dos universos; yo experimenté eso en mi propia vida a nivel personal y profesional. Yo sólo hablaba español hasta la edad de 20 años cuando comencé a estudiar inglés porque ya podía pagarlo por mí misma. Aunque en República Dominicana todos los padres que tienen la posibilidad económica envían a sus hijos a clases de inglés extracurriculares y los que pueden incluso a colegios bilingües, ese no fue mi caso.

Crecí en una familia numerosa de escasos recursos pero, al igual que mis hermanas, siempre entendí la necesidad de aprender inglés y en cuanto pude pagarlas comencé a tomar clases. Esa decisión cambió todo y a través de los años mi vida profesional ha estado marcada por el hecho de que soy bilingüe. Eso es lo que quiero para mis hijos, el doble de oportunidades, de conocimiento, de experiencia cultural.

Esta es la razón por la cual no entiendo cómo es que todavía en un país multicultural como Estados Unidos estamos discutiendo si criar a los niños bilingües los confunde, los atrasa, etc., cuando los resultados de los estudios siguen confirmando las ventajas y la importancia que tiene el aprender más de un idioma a la vez. En nuestro caso como latinos, creo que debemos estimularlo de manera divertida y constante y todo el que pueda, haciendo uso de una educación de inmersión dual completa.

Manzana, Apple!
Todo lo anterior para mí es suficiente para cultivar el bilingüismo en mis hijos, pero también es parte de la diversión y dinámica familiar. Mi hija, que tiene dos años y medio, ya dice una gran cantidad de palabras en ambos idiomas, pero para mí lo que es más impresionante es que todas las que sabe en ambos idiomas, sabe que significan lo mismo sin que tenga que repetir en ambos idiomas, sino de manera natural.

El método que usamos es el de sólo español con ella dentro y fuera de casa, creánme que ella está aprendiendo inglés a una velocidad casi igual que el español. Estoy convencida de que al hacer esto va creciendo poco a poco una complicidad entre nosotras, algo familiar, natural y positivo.

Esto ha creado una dinámica muy divertida cada vez que ella me pide que le lea uno de esos libros que traen fotos y palabras. Una de las primeras imágenes que hay es de una manzana y cuando se la leo y digo «manzana» ella se ríe a carcajadas y dice «apple», eso lo repetimos unas tres veces y al final ella sucumbe y dice «manzana».

Estoy siendo testigo de cómo se forma naturalmente una persona bilingüe y puedo garantizarles que es algo fascinante.

Sharing is caring!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.